La Asociación de Daño Cerebral Sobrevenido de Madrid ApanefA, como parte miembro del Grupo ViDaCe, se ha unido a la advertencia sobre el incumplimiento en el desarrollo de la estrategia de vacunación para evitar el contagio y la propagación del COVID-19 en la Comunidad de Madrid para las personas en situación de dependencia y con discapacidad, así como también ha lamentado que, una vez más, las personas con Daño Cerebral Adquirido (DCA) vuelvan a ser los “grandes olvidados” de un sistema que constantemente les ignora.

ViDaCe, en nombre del Grupo de Representantes de los Centros de Día de las entidades anteriormente mencionadas, pertenecientes todos a los L2  y L3 (centros específicos de atención al daño cerebral), sumándose también los centros vinculantes al L1 y a la conocida reivindicación y denuncia realizada por CERMI, y Coordinación de política social y sociosanitaria de la Comunidad de Madrid, alerta sobre la preocupación que existe ante los cambios en la estrategia de vacunación de la Comunidad de Madrid y que dejan a las personas usuarias de los centros de día en una clara vulnerabilidad.

“La estrategia nacional y la puesta en marcha en las comunidades autónomas recoge la obligación de proteger a las personas más vulnerables. En los centros sociosanitarios (tanto centro de día de discapacidad como centros de rehabilitación) acuden cada día personas dependientes que hace que deban estar entre el grupo a priorizar”, reclama ViDaCe, que pone de ejemplo el éxito, la eficacia y los cortos plazos de tiempo empleados en la estrategia de vacunación en residencias, tanto para sus residentes como para su equipo profesional.

En esa línea, ViDaCe cuestiona también los parámetros ejecutados en la estrategia de vacunación, haciendo hincapié en la versión 4: ¿dónde están los usuarios de estos centros? ¿Por qué no se les vacuna en los centros de día? En comparación con otras regiones, ¿por qué la mayoría de las comunidades autónomas tiene vacunado a este colectivo, habiendo sido ya inmunizados en los centros, mientras que en Madrid parecen “los grandes olvidados”?

Al hilo de estas preguntas sin una respuesta concreta, ViDaCe también defiende la figura del personal sociosanitario mayor de 55 años de los centros de día y a los técnicos que no están inscritos en un Colegio Profesional, desamparados y siendo discriminados por la Comunidad de Madrid al no ser contemplados en la vacunación.

Como posibles propuestas ante la descontrolada gestión, ViDaCe sugiere una vacunación desde los centros de día, pudiendo realizar dicha vacunación en los espacios a los que acuden las personas usuarias y los terapeutas, utilizando sus propios recursos y sus equipos sanitarios, lo que agilizaría el proceso, apostando al mismo tiempo por una inmunización paralela donde no se excluya a este colectivo tan vulnerable.

El Grupo ViDaCe (Visibilizar el Daño Cerebral) está compuesto por las entidades ApanefA Daño Cerebral Sobrevenido de Madrid, Grupo 5, Centro Lescer, Fundación Pita López, Ute Indane‐PCH y Polibea.


NdP | ViDaCe advierte del incumplimiento de la estrategia de vacunación frente a la COVID 19 en los Centros de Día para las personas con discapacidad en situación de dependencia