La Asociación de Daño Cerebral Sobrevenido de Madrid, ApanefA, pone en conocimiento de sus socios y personas usuarias del Centro de Día la decisión de retomar la atención presencial en el Centro de Día Carmen Rodríguez a partir del lunes 1 de junio como primera medida de su “desescalada” para arrancar paulatinamente hacia la “nueva normalidad”.

Para garantizar la máxima seguridad, ApanefA ha desarrollado un Plan de Acción con medidas organizativas, técnicas e higiénicas que permitan que la actividad presencial que reciba nuestros socios cumpla tanto con los términos de seguridad como con los de calidad, adaptándonos con esfuerzo, responsabilidad e implicación a las especiales circunstancias.

Se mantiene la atención telemática

Más allá de que la reapertura del servicio de atención presencial sea uno de los primeros pasos que nos encamine finalmente hacia la “nueva normalidad”, ApanefA va a mantener y compatibilizar la actividad telemática para seguir ofreciendo atención domiciliaria a todas aquellas personas que no puedan incorporarse inicialmente.

ApanefA procedió al cierre de su sede social y de su Centro de Día ‘Carmen Rodríguez’, así como la suspensión y el aplazamiento de cualquier actividad programada hasta la fecha, el pasado 12 de marzo en cumplimiento de lo dispuesto en el Decreto sobre medidas extraordinarias con motivo del coronavirus. Durante este periodo de confinamiento, la Asociación no ha perdido el contacto con sus socios y las personas usuarias del Centro de Día mediante la atención telemática.

Además, se creó el espacio «Yo me quedo en casa» con el principal propósito de ofrecer el servicio y la atención por parte del equipo de profesionales formado por neuropsicólogas, psicólogos/as, terapeutas ocupacionales, logopedas, fisioterapeutas, profesores/as de taller y educadores/as a lo largo de la cuarentena durante la pandemia del coronavirus, sirviendo como vehículo de información y de transmisión de recursos para que los usuarios/as y familiares de los servicios que ofrece ApanefA tengan los medios suficientes para trabajar desde sus respectivos domicilios.