LLÁMANOS
91 751 20 13
E-MAIL
apanefa@apanefa.org
UBICACIÓN
C/ Cromo nº 5, 28045 Madrid

Cognitivas

Alteraciones cognitivasLas personas que han sufrido un daño cerebral sobrevenido pueden padecer alteraciones cognitivas cuya sintomatología vendrá determinada por las áreas corticales lesionadas. Es importante tener presente que no han de darse todas las manifestaciones y que en estas también influye la propia personalidad del afectado.

Las alteraciones más comunes son:

Los déficits de la percepción visual hacen referencia a la dificultad para reconocer objetos cuando estos se exponen parcialmente a la vista o cuando se ven desde ángulos inusuales. Destacan los del color, constancia de forma y figura-fondo.

La agnosia es la incapacidad para reconocer objetos y rostros. La agnosia de una modalidad puede ser compensada utilizando otras que no están afectadas. Las más frecuentes son la agnosia visual de objetos, la táctil o asterognosia, agnosia auditiva, olfatoria y la prosopagnosia.

Los déficits espaciales, como su nombre indica, son los que cursan con una alteración del componente espacial para realizar tareas que requieren la reunión de las partes para construir un todo, para orientar el cuerpo en el espacio, encontrar caminos, etc. Los más importantes son los defectos del campo y exploración visual, los déficits constructivos, trastornos de la imagen y esquema corporal y la desorientación topográfica.

La apraxia es la alteración de la capacidad para manipular objetos o realizar actos con una finalidad determinada. Las tres más significativas son la motora, la constructiva y del vestido.

Cuando existen dificultades para que la actividad mental se mantenga centrada sobre un aspecto, objeto o actividad específica, hablamos de trastornos de la atención. Estos trastornos pueden afectar a la atención focalizada, sostenida, selectiva o dividida. También se incluye en estos el síndrome de negligencia.

Los problemas de memoria surgen cuando aparecen dificultades para retener y recordar mediante procesos asociativos inconscientes, sensaciones, impresiones, ideas y conceptos previamente experimentados, así como de la información que se aprendió conscientemente. Las partes de la memoria que se pueden afectar son la memoria de trabajo, la visual y la verbal; también surgen problemas de evocación.

Las alteraciones en las funciones ejecutivas surgen principalmente en lesiones de lóbulo frontal e incluyen dificultades en la planificación, iniciativa y solución de problemas. Se caracteriza por un aumento de la distracción, control deficiente del propio rendimiento y problemas para utilizar la retroalimentación.

Es importante hacer referencia al hecho de que las alteraciones cognitivas pueden cursar con alteraciones como labilidad emocional, falta de autocontrol, ausencia de conciencia de enfermedad, enlentecimiento del pensamiento (bradipsiquia), impulsividad y, en algunos casos agresividad.

Deja una respuesta

Required fields are marked