La Federación Española de Daño Cerebral hace pública una guía con indicaciones para las diferentes alteraciones que pueden suceder.